16 de cien… Grazie, ¿en italiano?

 

brujula y monedas

… Y volviendo a esa manía mía de lanzar objetos al aire, esta vez fue un centavo. Lo observo y veo como cae ante mis ojos a un ritmo ralentizado. Su brillo va acompasado con un haz de luz. Lento muy lento, dándome lugar a pedir un deseo ¿cara o cruz?.

No me interesa lo que pienses. Me embarga una sola duda  que mi destino me pertenezca. Una vez la observo en el aire me planteo si realmente hay una pregunta que contestar o simplemente es un juego ridículo basado en la inseguridad.

¡Madrecita Bendita ayúdame a tomar una decisión!, -me digo..- y ahí va mi futuro sin brújula colgado de que el viento o la probabilidad según la física cuántica caiga de un lado o de otro aleatoriamente. El indigente de la esquina en un movimiento intencionado y con cierto reflejo, la recoge antes de llegar al suelo… me regala una sonrisa y me dice ¡Grazie!.

Lo observo, en su cara está escrita la felicidad. Hago un inciso y le digo,  !Un chato a mi salud, amigo!.  No se si obró el milagro pero desde ese momento supe que la decisión era mía. ¿Te encuentras en ese momento de “un centavo por mis pensamientos”?. Mejor te regalo una sonrisa y te deseo un “buen viaje” yo ya inicié el mio…

Nieves

La musa inspiradora

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s